Charneca en Flor (Florbela Espanca)

Collage de Mª Jesús Mandianes sobre la obra de Florbela EspancaTítulo: Charneca en Flor (Antologia esencial)                                                                               Autora: Florbela Espanca                                                                                                             Estilo: Poesía                                                                                                                              Presentación: L. Alfonso Limpo                                                                                                    Editora: Regional Extremadura

Turista incorregible, callejeo por las tortuosas ruas de Lisboa a pleno Sol, intentando localizar “la librería Bertrand”. Por fin doblando la esquina de la rua Garret, una fachada de azulejos azules y blancos anuncia “A livraria máis antigua do mundo”. Accedo, aspirando el olor a madera antigua, historias de conspiradores, revolucionarios y tertulias de intelectuales.                   

Rebusco entre las estanterías un libro sin definir… últimamente al entrar en una librería espero que los libros me encuentren a mí, suele suceder que efectivamente me encuentran. En esta ocasión la fotografía de una mujer joven, sofisticada, de mirada atormentada, llama mi atención desde un expositor, es Florbela, una desconocida que me invita a leer sus poemas. Se presenta con una dedicatoria de Fernando Pessoa: “Alma innovadora. Irma gémea da minha”

El poemario en portugués bajo el título “Sonetos” me condujo a su antología esencial “Charneca en Flor” traducida al castellano, ojeándolo al azar leo:

Deja que te recite mis versos al oído.
Versos de mármol
tallados expresamente para ti.

Colgada de sus versos me perdí por el laberinto del Chiado hasta llegar al intrincado mosaico de callejuelas empinadas que forman el barrio de Alfama. Desde la entrada de un restaurante espectáculo escuché cantar uno de sus poemas transformados en Fado “Se tu viesses ver-me”. Traspasé la puerta sin pensarlo, rendida a la voz aterciopela, melancólica, de la cantante, a su interpretación trágica, acompañada por el llanto de la guitarra portuguesa… sin duda Florbela tenía alma de fadista, a pesar de confesar que no le gustaban los tipismos portugueses ¡Una más de sus contradicciones!

Mª Jesús Mandianes

Análisis:                                                                                                                                Charneca es una metáfora: Tierra florecida, vestida de novia, pero tierra estéril que no puede dar frutos. Un símbolo de su maternidad frustrada, un paisaje que refleja su propio estado de ánimo, siempre atormentado.

Charneca en Flor” es sobre todo el título de su obra maestra, obra que no encontraba editor, a pesar de que según decía, “era de todos sus poemarios el mejor”. Y es el epígrafe que se le ha querido dar a su “antología esencial” que recoge ochenta de sus sonetos en edición bilingüe (castellano y portugués)
Sigue leyendo

Anuncios

Cassini

Imagen

Otoño para evocar su ausencia.
Veinte años navegando sola,
sola no, en compañía del tiempo
los dos surcando el espacio infinito.
a
Cassini, buscando horizontes nuevos,
liberando los limites de la imaginación,
capturando con su mirada mágica
la misteriosa belleza del Universo.
a
Chronos compartiendo su Odisea,
impulsado por una curiosidad insaciable,
alargándose para seguir a la viajera
en busca del atormentado Saturno.
a
Supremo hacedor de un Cosmos
de océanos etéreos y volcanes helados,
tormentas agitadas por el violento Tifón,
anillos de roca y cristal para ocultar sus secretos.
a
Barreras que no detienen a la Exploradora,
sus ojos futuristas desvelan ocultos enigmas,
buscan el instante perfecto para desaparecer
en el ojo del huracán, rumbo a otra dimensión.
a
Desde la orilla opuesta escribo pensando en tí:
Hoy el mar, es una parabola trazada desde un horizonte
sombreado de pinzaladas grises, sobre su pupila
acuosa, caen despacio blandas lagrimas de lluvia otoñal.
                                                                                                        Mª Jesús Mandianes

 

Os Gatos

Foto de Mª Jesús Mandianes en Baltar (Ourense), agosto 2017

En la pequeña aldea
solo quedan viejos y gatos.
Sobre los muros de piedra,
observan indolentes
las pupilas húmedas
de los forasteros en su tierra.

Mágicas miradas, teñidas de verde
vigilan a distancia a los intrusos
recorriendo las calles empedradas,
la escuela muda de voces infantiles,
la iglesia vacía de oraciones,
el cementerio de tumbas olvidadas.

Maullando, se enredan mimosos
entre los pies impacientes
por cruzar la puerta del “lar”.
Mimetizados entre los recuerdos,
esperan que termine el verano
para marcar su territorio de “saudade”.

Con el otoño regresarán a la soledad
pintada de nostalgia y silencio,
roto por la poesía de sus maullidos,
por el crujir de las hojas secas
bajo las leves pisadas de los felinos,
guardianes de la memoria del pueblo.

                                                                              Mª Jesús Mandianes

                                                                       (Para mi hermana Ana Mandianes)

Imagina

paz0-copia

Imagina que no hay Cielo,
es fácil si lo intentas.
Sin infierno bajo nosotros,
encima de nosotros, solo el cielo.

Imagina a todo el mundo.
viviendo el día a día…
Imagina que no hay países,
no es difícil hacerlo.

Nada por lo que matar o morir,
ni tampoco religión.
Imagina a todo el mundo,
viviendo la vida en paz…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

Imagina que no hay posesiones,
me pregunto si puedes.
Sin necesidad de gula o hambruna,
una hermandad de hombres.
Imagínate a todo el mundo,
compartiendo el mundo…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

                                                                                                   John Lennon

Si, es fácil cerrar los ojos e imaginar un mundo sin banderas ni fronteras. Pero cuando regreso a la realidad, tiemblo al observar como nuestro viejo planeta ha perdido la memoria. Parece haber olvidado los conflictos bélicos que no hace tanto lo convirtieron en un inmenso campo de batalla.

Regresan los nacionalismos a los seis continentes, manteniendo en todos los idiomas la misma raíz, las mismas frases grandilocuentes, los mismos discursos. Gritan que su tierra y riquezas son solo de ellos, exigen que se construyan muros bien altos para no dejar entrar a los diferentes, a los inferiores. Entonan himnos gloriosos, acompañados de banderas que ondean orgullosos convencidos de que son los mejores, la raza superior.

Desconcertada me coloco los cascos, vuelvo a cerrar los ojos y escucho de nuevo la canción de John Lennon. Sueño que hemos superado las ideologías que obligan a matar o morir, por fin hemos desterrado del diccionario la palabra “líder”. Sé que soy una idealista… aunque espero no ser la única.

Mª Jesús Mandianes

                 

Las horas

las-horasAutor: Michael Cunningham

Estilo: Novela

Editorial: El Aleph

Idioma original: Ingles

Traductor: J. Zulaika

Todos somos devorados lentamente por el tiempo. El único consuelo que tenemos es “esta hora o aquella” en nuestra vida, contra toda probabilidad se abre de pronto y nos da todo lo que habíamos imaginado, a esas horas siguen otras más oscuras y más arduas.

Análisis:                                                                                                                                        Las horas” es un titulo que me traslada directamente a la mitología griega. Eran la tres hijas de Zeus y Temis y guardan una estrecha relación con la trayectoria vital de las protagonistas:img_2960

Talo es la hora de la primavera, la que planta el fruto. La que escribe (Virginia Woolf)

Auxo, la hora del verano, la que hace crecer el fruto. La que engendra vida y lee (Laura Brown)

Carpo, la hora del otoño la que cosecha el fruto. La que en la edad madura se recoge en la comodidad de su hogar (Clarissa Vaughn)

En cuanto a la estructura narrativa de la novela es similar a “las matrioskas rusas”, escondida tras la primera historia se encuentra otras semejantes, tal vez menos brillantes, más pueriles, pero los días, las horas de las protagonistas se llenan con las mismas inquietudes y temores, la misma rutina asfixiante.

El autor utiliza el estilo narrativo “flujo de conciencia” , el mismo que utilizaba Virginia Woolf en su novela, “la señora Dalloway”. Se caracteriza porque los pensamientos y las percepciones de los personajes son descritos como si estuvieran pasando en la vida real.

Las protagonistas deben enfrentar dos tabús de la sociedad occidental con consecuencias dramáticas para las más vulnerables: La homosexualidad y la locura.

La homosexualidad planea a lo largo de toda la novela como la forma en que las tres diferentes generaciones han sido capaces de expresar su sexualidad. Virginia Woolf atreviéndose a amar de una manera diferente a sus hermanas y a alguna de sus amigas, intentando así liberarlas de las marcas de género para romper el orden establecido por los hombres. En resumen intentando destruir la estructura patriarcal con un gesto tan trivial como el famoso beso apasionado entre Clarissa y Elizabet en “La señora Dalloway”.

En el caso de Laura Brown, como una más de las contradicciones de la monótona vida de ama de3e2ce9488effa-74-1 casa, que un día descubre por casualidad su atracción física por una vecina, hecho que contribuye a desestabilizar su frágil equilibrio psicológico. ¿Como puede justificar el equivoco beso a su vecina? ¿Como se puede encuadrar en su papel de perfecta esposa y madre?

Mientras Clarissa Vaughnn vive su homosexualidad libremente sin disimulos ni necesidad de esconderse. Mantiene una relación estable con su pareja, Sally, con la que curiosamente reproduce los roles sociales más conservadores. Vive para hacer felices a los demás, organiza fiestas, cuida a Richard, hace regalos a su hija, aunque a veces se plantea la posibilidad de que su propia vida tal vez no tenga sentido.

La locura es una de las circunstancias a las que se enfrentan las tres protagonistas, en la primera trama se presenta en forma de enfermedad, ya que Virginia padece un trastorno bipolar. En la segunda, Laura manifiesta una depresión producida al sentirse agobiada por unas obligaciones rutinarias, que todo el mundo espera que cumpla. En la tercera la demencia se manifiesta en Richard (escritor e hijo de Laura Brown, al que cuida Clarisa) como una de las consecuencias del Sida que padece.

Resumen:                                                                                                                                            El libro relata un solo día en la vida de tres mujeres en épocas y espacios distintos, pero con los mismos problemas. Todas bajo la influencia de un personaje de ficción “La señora Dalloway”. Sigue leyendo

Si menges una llimona sense fer ganyotes

limon

Autor: Sergi Pàmies

Estilo: Narración

Idioma: Catalán

Editorial: Quaderns Crema

Análisis:                                                                                                                     El titulo es en si mismo un reto a los lectores, que después de saborear el primer relato se vuelven adictos al regusto ácido, casi amargo, del resto de las narraciones. Es fácil quedar enganchados a la espontaneidad de una prosa donde el autor, en unas pocas frases, plasma los rasgos psicológicos de unos personajes con circunstancias tan comunes como la falta de efecto, o la vulnerabilidad emocional, que surge de una experiencia traumática.

Sin embargo es difícil leerlos intentando contener una mueca de inquietud ante  retratos donde cualquiera puede verse reflejado, porque los protagonistas somos nosotros mismos, seres anónimos de pronto sorprendidos por el vacío de una vida sometida a la rutina y desprovista de estímulos. Donde a menudo no  tenemos otra salida que resignarnos a  “vivir jodidos pero contentos”

Son “pacientes” que presentan los síntomas de alguna de las “enfermedades silenciosas” características de la sociedad actual: la incomunicación, factor desencadenante del sentimiento de soledad y abandono, descritos por Sergi con la misma escueta precisión que utilizaba Hopper en sus retratos.

Resumen:                                                                                                             Veinte relatos donde el autor nos presenta a unos seres humanos, cuyas carencias afectivas, los lanzan a una huida hacia delante sin posibilidad de retorno. Individuos tan desdichados que en su afán de recuperar la felicidad perdida escuchan al primer charlatán que les aconseja “arrojarse al abismo”. Sigue leyendo