8 de marzo: Mujeres Trabajando por la Paz

mujerespaz1

El siglo XX se recordará por grandes avances tecnológicos y científicos, que sin embargo no lograron evitar las terribles guerras que asolaron el mundo. También porque fue la época, en la cual, miles de mujeres anónimas trabajaron al lado de otras con relevancia internacional, para lograr la paz en positivo, sin resignarse a aceptar la “sola ausencia de violencia”.

Avanzaron hacia el siglo XXI unidas por la convicción de su poder para detener los conflictos armados abiertos en todos los continentes de nuestro planeta. Tendiendo puentes para iniciar el dialogo que lograra superar la confrontación. Silenciando la ira enloquecida de las armas para escuchar la voz reflexiva de la razón, que sabe ceder, acercando posturas en busca del ideal de una convivencia pacífica.

Es verdad que a lo largo de la historia, en tiempos de guerra las mujeres han sido contempladas como victimas propicias de la violencia, ejercida sobre ellas en forma de violación. Pero desde finales del siglo XIX, no sólo han denunciado los efectos de los conflictos, sino que han realizado numerosas propuestas constructivas para lograr una paz duradera como el único camino para conseguir el progreso de la sociedad.

Malala Yousafzai, Nobel de la Paz 2014

Malala, Nobel de la Paz   2014

Afiliadas en organizaciones pacifistas trabajan no solo buscando el fin de los conflictos armados sino tratando de encontrar salidas negociadas a la violencia y reivindicando otras muchas causas. Luchando por la abolición de las armas nucleares y la defensa del medio ambiente. Denunciando la violencia sexual como arma de guerra, las desigualdades económicas, la trata de seres humanos, la discriminación por razón de sexo, el derecho a la educación de las niñas y cualquier otra injusticia social.

Les Blogueres, este año nos hemos acercado a la historia y la lucha de las mujeres galardonadas con el Premio Nobel de la Paz. Desde la primera, Bertha von Suttner gritando ¡Abajo las Armas! y denunciando la sangría de la juventud austriaca en los continuos conflictos imperialistas de su país. Convenciendo a Nobel para que crease un premio dedicado a todos los que luchan en contra de la violencia. Siendo ella la primera mujer distinguida por su trabajo como “luchadora por la paz”. Hasta la última Malala Yousafzai tiroteada por defender el derecho de las niñas a la educación en Pakistán, recibiendo el galardón en el 2014.

La imagen de otras muchas se ha convertido en un icono no solo de la lucha contra la guerra, también defendiendo los derechos de la mujer, de las comunidades indígenas, o en la conservación del medio ambiente: Kathë Kollwitz, la escultora comprometida con el pacifismo, cuya obra se convirtió en una denuncia de las consecuencias de los conflictos armados. Rosa Luxemburg, que perdió la vida defendiendo sus ideales. Amira Hass, periodista israelí atacada y arrestada por denunciar las injusticias y los abusos que se han cometido sobre los y las palestinas, dentro y fuera de los campos de refugiados. Berta Cáceres, líder indígena asesinada en 2016, fue una feminista que combatió por los derechos de todas las mujeres hondureñas y una importante activista media ambiental… son solo algunos nombres de una lista de mujeres luchadoras que no deja de crecer.

Otras decidieron unirse como colectivos que aúnan esfuerzos para denunciar la ocupación Palestina, como las Mujeres de Negro. El Green Belt Movement, trabajando por un cambio democrático de Kenia a través de la protección del medio ambiente. Mujeres periodistas sin cadenas, luchando por la libertad de expresión y en contra de la discriminación a la que son sometidas por razón de género. Women of Liberia Mass Action for Peace unidas rezaron sin distinción de religión para que terminar con los conflictos que asolaban su nación.

En torno a todas ellas un sinfín de mujeres anónimas trabajan en todos los campos, desde el ámbito jurídico, pasando por la educación, sanidad, investigación, alimentación, agricultura, hogar. Dedicando sus mejores esfuerzos a la utopía de construir un mundo más justo.

Mª Jesús Mandianes

Anuncios

Käthe Kollwitz, la escultora del dolor

Art Esc XX Kollwitz Kathe La piedad Kerlin de Kollwitz BerlinSobre tus mejillas de bronce resbalan lagrimas de lluvia cayendo a través del tragaluz que muestra el cielo teñido de nubarrones oscuros de ese Berlín, a veces tan despiadado con sus hijos como un Dios salvaje, que en un arrebato de locura destructiva los sacrifica sin piedad, empujándolos a las trincheras en nombre de una bandera, de un imperio construido sobre el espanto de sus cuerpos pudriéndose en el inmenso campo de batalla que fue Europa.

Aunque el agua y la nieve caigan sobre tu cuerpo abatido, erosionando lentamente la escultura donde se concentra el duelo de tantas madres. Aunque el frio y el viento barran sin piedad el recinto de muerte donde permaneces con tu hijo acurrucado entre las rodillas, sigues allí abrazándolo, en un afán inútil de retenerlo a tu lado, mientras meditas inmóvil sobre la brutalidad de la guerra para que nadie olvide los tiempos sombríos que te tocaron vivir.

Mater amatísima abrazando al adolescente que parece buscar entre los pliegues de tu67514b8023939.560b5f347d3a8 mantón el calor que le devuelva el aliento de vida o la valentía necesaria para enfrentarse a la muerte. Tal vez en el ultimo instante creyó que aplastado contra ti, acurrucado en tu vientre podría regresar a ese lugar placido, ausente de todo peligro, donde un día esculpiste tu obra magistral, su pequeño cuerpo lleno de vida.

Tal vez cuando el cincel de escultora moldeaba el dorso de tu mano derecha cubriendo la boca, quisieras acallar el sentimiento de culpa al recordar el instante fatal en que consentiste que Peter se presentara voluntario a filas, para defender una patria que te lo devolvió convertido en un héroe muerto. Quizá la mano izquierda, tan bien perfilada, sobre los puños cerrados de tu hijo, intentara una última caricia. Acaso fue entonces cuando te planteaste si valía la pena sobrevivirle, o en ese preciso instante descubriste que en tu cáliz de amargura ya no cabía ni una sola gota más.

Fuiste testigo del horror denunciado por tus manos de artista, dibujando la miseria de los obreros, los cuerpos raquíticos de unos niños con expresión famélica. Cincelaste con la maestría que solo da la experiencia del dolor, la desolación de las mujeres a las que la patria arrebató a sus compañeros e hijos. Te convertiste en victima de la brutalidad disfrazada de uniforme de la Gestapo arrasando tu estudio, intentando destruir la obra que se convertiría en prueba de cargo contra los defensores de la pureza de la sangre, del pensamiento único.

Dominada por la emoción que me produce tu soledad en medio de la sala vacía camino hacia a ti para abrazarte en un intento vano de darte consuelo. Tu contacto me transmite el sufrimiento congelado en la mascara de bronce, que esas manos curtidas en tantas derrotas esculpieron meticulosamente. Dejando un mensaje grabado a golpe de punzón con el propósito de que las generaciones futuras recuerden cuanta sangre debe derramar el pueblo para que un dictador sacie sus delirios de grandeza.

Mª Jesús Mandianes

Características de la Pietà y ubicación:                                                                                         peter hijo

Käthe en 1937, coincidiendo con el el aniversario de la muerte de su hijo Peter (primera guerra mundial) anotó en su diario: “Estoy trabajando en una pequeña escultura que se está convirtiendo en algo así como una Piedad. La madre está sentada y tiene a su hijo muerto tendido entre las rodillas sobre el regazo ya no hay dolor. Sólo la reflexión “

La tituló “Madre con hijo muerto”, está realizada en bronce y sus dimensiones son:36.8 x 28 x 39.1 cm. Su estilo se encuadra dentro del realismo crítico, del cual es una genial representate. La escultura original se encuentra ubicada en el Museo Kathe Kollwitz, Fasanenstrasse 24 (Charlottenburg). Pero existe una replica ampliada cuatro veces, cuyo autor es el escultor alemán Harald Haacke, que fue realizada por encargo del 42canciller Helmut Kohl. Está situada en la Neue Wache, un edificio que data del año 1816 y cuya fachada se inspira en los templos romanos. Su elemento más conocido es un tragaluz circular, tras caer el Muro de Berlín se convirtió en un monumento a las víctimas de la guerra y del despotismo. En 1993 entre sus paredes lisas, sin adornos y bajo el tragaluz, se colocó una de las esculturas más emotivas de la ciudad, rebautizada como La Pietà de Kollwitz.

En la entrada una placa escrita en varios idiomas conmemora a todas la victimas de la IMG_2024guerra y la tiranía: Conmemoramos a los pueblos que sufrieron la guerra. Conmemoramos a sus ciudadanos que fueron perseguidos y perdieron la vida. Conmemoramos a los caídos de las guerras mundiales. Conmemoramos a los inocentes que perdieron la vida a causa de la guerra y de las consecuencias de la guerra en la patria, en el cautiverio y en el destierro. Conmemoramos a los millones de los judíos asesinados. Conmemoramos a los Sinti y Roma asesinados. Conmemoramos a todos aquellos que fueron asesinados por su origen, por su homosexualidad, por estar enfermos o ser débiles. Conmemoramos a todas las victimas a las que se le negó el derecho a la vida. Conmemoramos a todos los seres humanos que tuvieron que morir a causa de sus convicciones religiosas y políticas. Conmemoramos a todos los que fueron victimas de la tiranía y murieron siendo inocentes. Conmemoramos a las mujeres y hombres que sacrificaron su vida a la resistencia contra la tiranía. Rendimos homenaje a todos los que eligieron la muerte para no doblegar su conciencia. Conmemoramos a las mujeres y los hombres que fueron perseguidos y asesinados porque se opusieron al régimen totalitario de la dictadura después de 1945.

No olvidaré nunca la impresión que me produjo la escultura de bronce en medio de la sala vacía,susaberlin rodeada del silencio solo roto por las gotas de lluvia que caían sobre la Pietà, produciendo sobre su rostro el efecto de lagrimas de dolor… Allí me quedé parada, con un nudo en la garganta, acompañando en su desconsuelo a una madre que sobrevive a su hijo…

Análisis:

La importancia de la obra de Käthe Kollwitz se basa tanto en la selección de sus temas como en su capacidad para transmitirles el sentimiento dramático que los caracteriza, ya sea en sus representaciones de las miserables condiciones de vida de los obreros, o en la de los dramas sobre la guerra. Su capacidad expresiva proviene tanto de su atenta observación de la realidad social que la rodeó, como de su profundo estudio de los medios técnicos de impresión. Practicó el grabado en sus numerosas variantes, desde la punta seca a los aguafuertes, pasando por el entallado, aunque a partir de 1910, la litografía se convirtió en su forma preferida de expresión plástica.

La temática será la misma que conmoverá a Käthe hasta el final de sus días: los testimonios, no de las batallas heroicas, sino de los sacrificios humanos, del dolor elsacrificiosin límites de los efectos de los conflictos bélicos en la población. Aunque la guerra terminase, Käthe no quería que se olvidara el drama que había significado, y que no debía repetirse. Así lo vemos en El sacrificio (Das Opfer), donde una madre alza el cuerpo inocente de su hijo, que se inmolará en la guerra, o en La Viuda (Die Witwe I), en la que una mujer del pueblo, embarazada, protege su vientre con una manos fuertes, vigorosas, que serían conocidas a partir de entonces como Las manos de Kollwitz, una acentuación expresionista del deseo profundo de las madres de proteger a su descendencia.

Neue Wache:                                                                           neuewache

En Berlín, en la avenida Under den Linden (Bajo los tilos), entre los años 1816-1818 , se construyó un edificio siguiendo el diseño del arquitecto Karl Friedrich Schinkel, cuya estructura recuerda una fortaleza romana, su finalidad era albergar a la “guardia real”, la Neue Wache. En 1931 el arquitecto Heirich Tessenow lo reconvirtió en un monumento a los fallecidos en la Primera Guerra Mundial. Su elemento más conocido es un tragaluz circular. Más tarde, durante la ocupación nazi, estuvo al servicio del Reich y sufrió grandes daños durante la Segunda Guerra Mundial.

Tras la guerra fue restaurado y reabierto en 1960 como monumento a las víctimas delNeue_Wache_1 fascismo y el militarismo. Enterraron bajo esta estructura los restos de un soldado desconocido y los de una víctima anónima de un campo de exterminio nazi. Además, también se enterró tierra proveniente de campos de batalla europeos y de campos de concentración.

Tras caer el muro, la Nueva Guardia cambió de nuevo para convertirse en un monumento a las víctimas de la guerra y del despotismo. En 1993 entre sus paredes lisas, sin adornos y bajo el tragaluz, se colocó una de las esculturas más emotivas de todo Berlín: Madre con su hijo muerto, cuya autora es Kathe kollwitz.

lapietàbajolanieve

17 de octubre. Primer día de las mujeres escritoras

dc3ada-de-las17 de octubre, primer día dedicado a las escritoras. Recuerdo a las consagradas que no necesitan que nadie les dedique un día y pienso en todas las mujeres que escribimos para dar sentido a nuestras vidas, para ordenar nuestros recuerdos o exorcizar viejas amarguras. Las que un atardecer de otoño escribimos un poema y lo escondemos avergonzadas del atrevimiento, pensando en la torpeza de nuestros versos. Las que antes de desaparecer definitivamente quieren denunciar las injusticias sufridas, o ceder esa receta de cocina estupenda que las convirtió por un rato en las reinas de la fiesta. Y en las que conservan en el fondo del armario un montón de cartas amarillentas, donde les declaraban amor eterno a alguien del que ya no recuerdan sus rasgos.

Mª Jesús Mandianes

Día Internacional de la Niña (Libre te quiero)

Fatma Salih, 5, stands in her home in Aroma Village, near the city of Kassala. Her mother, Alawia Ali, chose not to have Fatma cut. The issue of FGM/C was discussed at a training for traditional birth attendants and community volunteers, spurring public discussion about the practice. “People are becoming a lot more open to the idea of abandoning the practice,” Ms. Alawia said. She dropped out of school as a child but wants a different future for Fatma. “I am determined that Fatma attend secondary school and have a proper education like her brothers,” she said. In August 2009 in Sudan, Government programmes continue to encourage communities to abandon female genital mutilation/cutting (FGM/C) and other social norms that discriminate against girls and women. In 2008, the Government endorsed a strategy for the abandonment of FGM/C, and over 100 religious leaders in the country have since called for its eradication, declaring that FGM/C has no association with Islamic faith or practice. It is estimated that three million girls in Africa undergo FGM/C each year, a procedure that can cause infection, chronic pain, complications during pregnancy and delivery, and increased rates of neonatal mortality. Individual abandonment of these practices can only happen with the support and participation of the community. Holistic development initiatives that engage local communities, including leaders and women, are making a difference. Such programmes focus on literacy, health, hygiene and other issues, including human rights, while offering a forum for dialogue, where community members find solutions to common problems. Grounded in human rights principles, respect for participants’ culture and views, and recognition that genuine change takes time, these programmes have led to increased rejection of FGM/C and other harmful practices. In northern Sudan – where 89 per cent of women and girls between the ages of 15 and 49 have been subject to FGM – the Saleema Campaign

Libre te quiero,
como arroyo que brinca
de peña en peña.
Pero no mía.
Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.
Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.
Alta te quiero,
como chopo que en el cielo
se despereza.
Pero no mía.
Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.
Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

                                                                                      Agustín García Calvo

Parece que agotamos nuestra capacidad de asombro ante los continuos casos de corrupción que salpican  la vida política española. Y se nos olvida que hoy, once de octubre, es un día para dedicarles a las niñas.

Seguimos imperturbables ante las cifras de escándalo que muestran la desigualdad y las injusticias que sufre más de la mitad de la población humana por haber nacido niñas: Treinta y cinco millones  sin escolarizar. Cientos de miles vendidas como esclavas domesticas o sexuales. No hay cifras para calcular los matrimonios forzosos, ni las muertes por partos antes de los dieciocho años.

Son los números de la infamia que padecen millones  niñas por haber nacido en el lugar equivocado. Mientras nosotros seguimos pegados al televisor pendientes de una abstención, de las tarjetas black, del caso Gurtel…

El Mundo Perfecto de Sally Swatland

Ni una nube en el cielo, ni sombra de marejada en la playa. Solo la costa bañada por la espuma de olas, como puntillas acariciando los pies de unos niños siempre rubios, guapos, felices. Es la imagen más tierna del sueño americano, que Sally plasma para deleite de sus familias.

Y yo me asomo embelesada a ese mundo ideal, en el que hasta el océano parece estar posando para que el retrato salga perfecto. El mar revestido con toda la paleta de azules imaginable, ribeteado de la blonda marina más delicada. El cielo, casi traslucido, adornado de borreguillos de algodón, nada debe enturbiar la belleza de los niños acicalados con sus trajecitos años 20.

El conjunto es un placebo que nos distrae de otra realidad, donde la infancia no tiene la piel tan clara, ni es tan guapa. Me atrevería a decir que alguna de esas damas americanas, que pasan el tiempo asistiendo a subastas a favor de causas nobles, la calificaría de “fea”. Es la dolorosa realidad de un mundo infantil donde no hay lugar para la inocencia, ni existe la palabra vacaciones, son niños que lo único que han aprendido en sus pocos años de vida es a conjugar el verbo “sobrevivir”

Mª Jesús Mandianes

Del impresionismo al Neo-Impresionismo

Las características del Impresionismo son muy claras, intenta plasmar más que cualquier otro estilo la luz y sus efectos en los paisajes e instantes de la vida. La gran estrella del movimiento impresionista es sin duda el paisaje, cuya diversidad de matices permite a los artistas jugar con los colores. Se caracteriza por el uso de tonalidades puras, sin mezcla, y por el contraste cromático. En la paleta de los pintores dominan los tonos claros y brillantes, no hay lugar para el negro ni sus variantes. Buscan el contacto con el aire libre (pintura a “plein air”) El tema es un pretexto para captar la luz y la atmósfera.

Este gran movimiento pictórico generó diferentes ramas, como el posimpresionismo y el Neo-impresionismo, un estilo que se caracteriza por el gran despliegue decorativo, donde se podía encuadrar la obra de Sally Swatland.  En sus trabajos se puede observar la relevancia que recupera el dibujo, que el impresionismo había relegado en favor de las manchas de color.

swatland

Las características principales del Neo-impresionismo:

  • Formas concebidas dentro de una geometría de masas puras, bien definidas. Preocupación por el volumen.
  • Retorno a la ordenación meditada del cuadro, aplicando los principios clásicos de la composición.
  • Aplicación del principio de la mezcla óptica: los tonos son descompuestos en los colores básicos puros para que el ojo los restituya en la visión lejana normal.
  • Utilización de la técnica del puntillismo: los cuadros son pintados mediante pequeñas pinceladas o punteados de colores puros para así lograr la mezcla óptica.

Aunque para una profana en la pintura como yo, a la que es difícil distinguir las diferencias entre los tres estilos, este es un detalle secundario. Hay veces que una solo busca en la observación de un cuadro el placer estético. Sobretodo que el pincel no recoja ninguna forma de crítica social, tan saturadas están nuestras miradas de contemplar el dolor, que en ocasiones necesitamos adormecernos contemplando a niños jugando en la playa. Sigue leyendo

Comiat

el principito

No puc endur-me aquest cos,

perquè ara em pesa massa.

No vull que tinguis por,

els comiats deixen marca.

Semblarà que estigui mort,

però no serà veritat.

Estaré volant al meu planeta,

hi ha qui m’està esperant.

I em seguiras sentint riure,

entre enmig dels estels.

El teu record em farà viure,

cada cop que miris al cel.

                                                                             Lletra de Marc Artigau i Manu Guix

   Del musical “El Petit Princep” Basat en la novel.la d’Antoine de Saint-Exupéry

No podía ser de otra manera Anna, en tu “despedida” compartiste con todos los que te acompañamos tu libro favorito “El Principito”. Te fuistes cantando esa canción que nos invita a no tener nunca miedo. Tan frágil por fuera y tan fuerte por dentro, nos enseñaste que lo esencial es invisible a los ojos.

Tu que te reinventabas a cada golpe del destino, un día decidiste cambiar las matemáticas y las frías estadísticas por la literatura. Te permitía expresar las emociones, la rabia que a veces sentías, sin utilizar metáforas ni medias tintas, llamando a cada cosa por su nombre y al que no le gustara a “fer punyetes”.

Seguro que a estas horas has llegado al planeta del Principito, los dos emprenderéis aventuras increíbles, que nosotros pobres humanos no podemos ni imaginar. ¡Hasta siempre compañera!