Balzac y la Pequeña Modista China

Autor: Dai Sijie                                    Estilo: Novela                               Idioma: Catalán                          Editorial: El Balancí                  Traductora: Marta Marfany

Ya han pasado muchos años, pero aún tengo gravada en la memoria una imagen del periodo de nuestra reeducación, con una precisión excepcional: Frente a la mirada impasible de un cuervo de pico rojo, Luo, con un cesto a la espalda, avanzaba a gatas por un paso de unos treinta centímetros de ancho rodeado a ambos lados por un profundo precipicio. Dentro del cesto de bambú, anodino, sucio, pero solido, estaba escondido un libro de Balzac, “El padre Goriot”, que en chino tenía por titulo “El viejo Go”, iba a leerlo a la “Pequeña Modista” que continuaba siendo una montañesa; bonita pero inculta.

Novela de pretendido contenido autobiográfico, que presenta una visión amable de la “Revolución cultural China” llevada a cabo por el presidente Mao Zedong de 1966 a 1976. Su lectura no debe hacernos olvidar que fueron diez años de sangriento caos, que dejó cerca de dos millones de muertos; una economía arrasada y un patrimonio cultural destruido. Sus víctimas fueron sobre todo la clase intelectual, escritores y artistas fueron perseguidos, encarcelados y asesinados. Las acusaciones generalizadas de «actividades contrarrevolucionarias» a profesionales cualificados llevaron a una paralización del desarrollo tecnológico y educativo del país. Una generación entera de jóvenes se vio privada de la posibilidad de una educación superior más allá de la repetición de lemas revolucionarios.

Análisis:                                                                                                                                                                  Contada en primera persona, el narrador es a la vez protagonista de una historia que escribe desde el recuerdo de sucesos contados en presente, aunque sucedieron en un pasado indefinido. No obstante el autor plantea el desenlace cambiando de perspectiva, en lugar de mantener el estilo narrativo, opta por conceder voz propia al Molinero, a Luo y a la Modista. Una decisión que desde mi punto de vista desmonta la estructura de novela y la acerca al relato.

Sorprende el tono humorístico, que utiliza para describir las condiciones extremas en las que se desarrollaba la vida de unos personajes sometidos a “trabajos forzados”. Luo y Day incluso acaban perdiendo la noción del tiempo entendido como experiencia vital constructiva, ya que transcurre como la repetición de unas obligaciones rutinarias que los anula como seres inteligentes. Hay que señalar que a pesar del tono desenfadado que utiliza para describir las situaciones más brutales, queda claro el trasfondo crítico hacia el fanatismo ciego impuesto por régimen maoista.

El mayor acierto de la novela es sin duda la utilización de un lenguaje coloquial, buscando la empatia de los lectores hacia unos personajes y unas circunstancias excepcionales, más que la exhibición de una prosa brillante. “La lengua” adquiere tal importancia que sustituye a los libros prohibidos cuando los protagonistas ponen a prueba sus dotes interpretativas a través de la literatura oral, convirtiéndose en un estímulo mental para los habitantes del pueblo.

La obra pone de relieve el poder de la lectura reflexiva para formar y transformar la personalidad de los individuos. Como medio para alcanzar la libertad de pensamiento, aún en las más férreas dictaduras, por eso los regímenes autoritarios temen tanto cualquier expresión artística. Aunque la interpretación del contenido de los libros es bien diferente según las manos en las que caen. Mientras Dai parece fascinado por Romanin Ronald y su obraJean-Christophe”, Luo prefiere los personajes atormentados de Balzac como “Ursule Miroüet”, se otorga el papel de Pigmalión de “la costurera” a la que pretende refinar leyéndole sus obras, paradojicamente la chica extrae una pobre conclusión: La belleza de la mujer es un tesoro que no tiene precio.

Resumen:                                                                                                                                                                La historia explica las peripecias de dos amigos adolescentes, que son enviados a una lejana población cerca de la frontera con el Tibet para someterlos al proceso de reeducación establecido por Mao en los años sesenta (S. XX. Allí descubren que un compañero esconde una maleta con las grandes obras de la literatura universal. Su lectura a escondidas y la aparición de una joven modista cambiara sus vidas, logrando una efectiva “reeducación”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s