Jubilados, nuevos superhéroes

kneIJCBArzcdvXFH5o6OqTl72eJkfbmt4t8yenImKBVaiQDB_Rd1H6kmuBWtceBJ[1]Nuestros mayores, con frecuencia aparcados en cementerios de elefantes porque sus familias no podían atenderlos o simplemente los consideraban un estorbo, se han transformado por efecto de la crisis en valiosos talismanes. Gracias a su generosidad sobrevive una de cada cinco familias españolas con todos los miembros en paro, sus pensiones evitan que 300.000 familias  se vean abocadas a la pobreza extrema.

La depresión económica ha logrado revalorizar la figura de los abuelos como soporte financiero frente a unos hijos que hasta hace poco no tenían tiempo para escucharlos. Ya no son solamente el comodín que utilizaban para colocar a los nietos en las vacaciones o  les preparaban una comida “como Dios manda” cuando llegaban de trabajar. Ahora se han convertido en auténticos salvavidas, capaces de utilizar sus ahorros de toda la vida en un intento desesperado de evitarles un desahucio, convencidos de que es su obligación. No les importa renunciar a los viajes organizados por el Inserso para que no les corten el agua y la luz por falta de pago, ni teñirse el pelo en casa con tal de que a los nietos no les falte la merienda. Algunos, aquejados de pronto por terribles lagunas de memoria, olvidan sus costosas medicaciones para poder llegar a fin de mes.

Las jubilaciones con las que pensaban tener un retiro dorado, sirven para pagar hipotecas, alquileres, préstamos imprudentes, recibos mensuales y en muchos casos para subsistir físicamente, evitando que hijos y nietos pasen hambre. Dejando patente la solidaridad y el espíritu de sacrificio de una generación educada en la austeridad. En los momentos difíciles, aparcando cualquier malentendido, arropan con todos los medios a su alcance a los suyos, aun a costa de las más duras privaciones, a las que ya están acostumbrados porque les tocó vivir la postguerra. Ahora observan alarmados como se  repiten las mismas circunstancias, sin comprender porque es el pueblo el único que paga las consecuencias de la especulación salvaje que ha desencadenado esta recesión.

El drama del paro ha transformado a las familias en el sostén social frente a la ausencia de medidas eficaces para crear empleo, por parte de una clase política y una oligarquía más preocupadas en mantener sus privilegios que en ofrecer soluciones eficaces para evitar el colapso económico del país. Más ocupados en tratar de ocultar la corrupción generalizada que en aliarse comprometiéndose en un gran pacto para crear empleo. Han convertido a la clase media en la víctima propiciatoria de sus desafueros, castigándola diariamente con subidas desorbitadas de los servicios básicos y con la continua creación de nuevos impuestos que van reduciendo constantemente su poder adquisitivo.

jubilacion a los 70 y paro juvenil[1]

Un País para viejos

El resultado a medio plazo será el envejecimiento de la población,  ya que el desempleo entre los jóvenes supondrá un freno en la formación de nuevos hogares y el descenso de la tasa de natalidad. Con el 36,5% de los chicos entre los 25 y 34 años viviendo con sus padres, podríamos decir que como consecuencia de   la incompetencia de nuestros diligentes, este “si es un país para viejos”, gracias a los cuales todavía se mantiene la paz social.

 Mª Jesús Mandianes

Anuncios

2 pensamientos en “Jubilados, nuevos superhéroes

  1. No podias haber reflejado con mayor claridad la situación a la que estan abocados nuestros mayores y en general toda la sociedad, porque, queramos o no, TODOS, vamos en el mismo barco y TODOS de una manera u otra nos vemos afectados por las decisiones políticas erroneas que se estan tomando,

    • Rosa, lo peor será que esta situación se prolongue en el tiempo. Nosotros todavía tenemos pensiones Pero, a nuestros hijos en el paro o con trabajos precarios ¿Qué futuro les espera?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s