S.O.S

«Le Miroir» (Paul Delavaux, 1936)

S.O.S, aquí una mujer sola,

caminando hacia el invierno,

hacia la naturaleza muerta,

desandando primaveras y veranos.

a

Tu historia se diluye como los relojes blandos,

se pierde en la niebla de la memoria,

mientras languideces entre recuerdos,

hipnotizada por el minutero de la nostalgia.

a

S.O.S, aquí una mujer desorientada,

que ha perdido su tiempo

aferrada al ayer que ya no existe,

temiendo el mañana incierto.

a

Si pudieras detenerte un instante,

dirigir tu mirada hacia dentro,

comprobarías que todo es posible,

todavía queda lugar para la esperanza.

a

S.O.S, aquí una mujer reprimida,

de impulsos contenidos,

sin atreverse a casi nada,

ignorada en la cama de matrimonio.

a

Desnúdate frente al espejo,

abre los ojos, reconócete de carne y deseo,

invoca la vida con las manos abiertas

antes de llegar a la última estación.

                                              Mª Jesús Mandianes

                                                 S.O.S: Salvad nuestra alma en peligro.

Henry Purcell – Dido and Aeneas – Dido’s lament

Orígenes

nieve5

Vengo de otros paisajes,

donde el invierno

pinta el valle de blanco,

dibuja estrellas de hielo

en los ojos de las rocas,

viste los helechos de escarcha

y el bosque de hilos de cristal,

                              como telarañas de copos de nieve.

 En cada casa hay un huerto,

en cada huerto un pozo,

donde el agua tiembla

presa de helada soledad.

El nogal centenario,

sacudido por el viento,

rompe el silencio nocturno

en una carambola de nueces,

                                    como cerebros atormentados.

 El frio congela las palabras,

suspendidas en los labios,

se desvanecen despacio,

entre suspiros

de aliento cálido.

El vaho empaña los cristales,

donde los niños dibujan

soles de sonrisa amplia

                            y flores de primaveras inventadas.

 

                                                                    Mª Jesús Mandianes

                                                                          (Geografías)

25N: Contra la cosificación femenina

25nLa violencia contra las mujeres adopta diferentes formas, alguna tan sutil, tan normalizada entre las féminas de todas las edades, como la claudicación incondicional ante los cánones de belleza impuestos a través del culto al cuerpo, de la moda y la cosmética. Asumimos con normalidad cualquier sacrificio que suponga mantener un aspecto físico “perfecto”, sin darnos cuenta de que la presión estética es una forma más de agresión contra nosotras.

De hecho, es una forma de control y discriminación que se realiza a través del culto a la imagen, de la imposición de unos cánones de belleza y de la sexualización de la mujer que degenera en la cosificación femenina convirtiéndonos en un objeto sexual a disposición del hombre. Somos objetos de consumo, nuestra imagen está constantemente sexualizada, controlada, politizada por la estructura social patriarcal y capitalista

La imitación de unos “modelos idealizados” agrede nuestros cuerpos, y en ocasiones destrozan no solo la salud física sino también la emocional.  Cada ve hay más mujeres jóvenes que desarrollan un rechazo a su cuerpo, como consecuencia de la baja autoestima al compararse con unos estereotipos imposibles, incluso llegan a desarrollar enfermedades como la anorexia, vigorexia o bulimia.

Para algunas el físico es fundamental, su autoestima se basa solo en el deseo que despiertan en los hombres. Esta insensatez se desarrolla a través de la publicidad, el cine, y la televisión, que se basa solo en su atractivo físico infravalorando a todas las que no siguen el modelo establecido. Cada vez nos invaden con mensajes más agresivos sobre cómo tiene que ser el cuerpo de las mujeres: queridas, sin unas tetas enormes y un culo bien gordo y respingón no somos nada.

Lo peor es que estos mensajes los reciben niñas cada vez más pequeñas a través de un estilo de ropa que las transforma en autenticas Lolitas, de muñecas como las Barbis o incluso en películas infantiles en las que la protagonista sigue siendo preciosa y muy, pero que muy tonta. En consecuencia, no es de extrañar que el proyecto de futuro de muchas adolescentes sea convertirse en «modelos». El de sus madres era tener una profesión liberal y luchar por los ideales feministas, es una consecuencia de la perversión de un sistema de valores donde lo único importante es la imagen.

Mi casa deshabitada

pintura-abstracta

Si muriera esta noche

dejaría esta casa deshabitada,   

entre los labios helados

partiría mi alma en su último viaje.                                                               

a

Dejaría de ser yo, de existir en mí,                                                            alma25

caminando hacia la nada,

sería solo pensamiento,

sin palabras, ni deseos, ni caricias.

a

Envuelta de oscuridad

tal vez sentiría miedo

al espacio sin límites,

al olvido, muerte definitiva.

a

El miedo que nació conmigo,

agazapado en el toque de difuntos,

en los oscuros confesionarios,

en la ciudad de los muertos.

a

Tal vez se borraría de la memoria

evaporándose letra a letra,

con todas las demás palabras,

hijos, hogar, vestidos, adornos.

a

Liberada de cualquier afán,

orientaría mi espíritu rumbo al origen,

volvería al polvo que fui,

amoldándome poco a poco

                                       a una nueva combinación de átomos.

                                                             Mª Jesús Mandianes

Uno de noviembre…y la muerte, que rondaba a José desde hace años, decidió venir a buscarlo, lo encontró totalmente solo, desamparado, sin un gesto de cariño. En la mano tenía el móvil, había marcado un número de teléfono, tal vez para pedir auxilio o buscar una palabra de consuelo; no hubo respuesta.

Sus delirios esquizofrénicos fueron un estigma del que todos huimos, y se quedó solo, hablando consigo mismo, soñando romances imposibles, aventuras inexistentes, orígenes aristocráticos… En su entierro hubo muchas flores pero muy poca gente; la muerte apiadándose de él puso al fin de su vida una fecha para no olvidar: el día de todos los santos.

Mª Jesús Mandianes

Mª Jesús Mandianes

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el placer;
cómo después de acordado
da dolor;
cómo a nuestro parecer
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

Jorge Manrique

La Virgen roja

la virgen1

Autores: Mary M. Talbot y Bryan Talbot

Estilo: Novela gráfica

Traducción: Lorenzo Díaz

Idioma original: Ingles 

Editorial: La Cúpula S.L.

“He visto putas y criminales y he hablado con ellos y yo te pregunto si crees que nacieron siendo lo que ahora son, para arrastrar sus andrajos por el lodo y la sangre, destinados a ser nefasta raza. Tú, del que todos somos presa los hiciste como hoy son”

Louise Michel (1830-1905) fue educadora, poetisa y oradora, la Virgen roja, luchó en primera fila en los acontecimientos de los días 17 y 18 de marzo de 1871 que desencadenan el inicio de la Comuna de Paris. Su participación activa en la revolución le costó una condena de diez años de destierro en Nueva Caledonia.

Feminista radical, luchó por una educación igualitaria y laica, un matrimonio libre donde el hombre no tuviera derecho de propiedad sobre la mujer y por la protección de los oprimidos y los desvalidos. Siempre se mantuvo fiel al anarquismo y firme en la defensa del feminismo.

Louise-Michel

Michel era una visionaria que soñaba con una enorme máquina que bombea el alimento hasta las casas de los parisinos: paté con pepinillos o helado de fresa manaría como el agua corriente. Le apasionaba la ciencia ficción e imaginaba que la utopía se alcanzaría en un futuro donde todas las desigualdades serían superadas.  Se ha dicho que Veinte mil leguas de viaje submarino, fue debido a su imaginación, pero no hay pruebas y los herederos de Verne lo han negado siempre.

Análisis: Mary Talbot desarrolla un trabajo de investigación rigurosa sobre la figura de esta revolucionaria anarquista desconocida por el gran público. Su marido, el ilustrador Bryan Talbot, a través de un dibujo minucioso, recrea el escenario de la Comuna de París plasmando todo el dramatismo de unos sucesos que terminaron en un baño de sangre.

Los Talbot utilizan la técnica del flashback para contar la historia de un grupo de idealistas que pagaron un precio muy alto por tratar de conducir a la sociedad a “la utopía” de un mundo ideal. Nos introducen en la historia a través de una metáfora, la de un soñador que crea un artilugio parecido a un paracaídas para sortear el peligro real de estrellarse de las primeras “máquinas voladoras” pero al probarlo se estampa contra el suelo (la dura realidad)

En las viñetas se muestra la solidaridad entre los ciudadanos para sobrevivir al hambre, al frio, al asedio de los enemigos y a la corrupción que permitía que a la burguesía no le faltara de nada mientras el pueblo no podía comprar ni siquiera harina para hacer pan.

Bryan Talbot por medio de sus lápices plasma la tensión acumulada en los rostros de los protagonistas, pero sobre todo sabe imprimir a la cara de Louise una energía y una decisión que describe a la perfección el carácter del personaje.

El negro es el color dominante, salpicado por algunas pinceladas de rojo pasión, dando lugar a unas ilustraciones donde queda patente la lucha por los ideales de la ideología anarquista. A toda plana se muestra la dureza de la represión del ejercito francés, que en una semana mató a más de 30000 ciudadanos:

“Una ametralladora situada a cien metros de distancia los siega como a la hierba” Johm Leighton (1879)

Resumen:

El 22 de enero de 1905 Monique espera a la feminista Charlotte Perkins (Mujeres y economía) en la estación de Lyon. En el momento del encuentro observan como atraviesa el andén el cortejo fúnebre de Louis Michel (La vierge rouge). Monique le cuenta a Charlotte su apasionante historia:

En 1870 el gobierno imperial de Napoleón III (Francia) es derrotado en la Guerra Franco-Prusiana. Mientras París sufre el asedio de las tropas ocupantes y las fuerzas republicanas muestran su incompetencia, un movimiento revolucionario surge en la colina de Montmartre dando lugar a la Comuna de París. Durante el periodo de dos meses desarrollaron la utopía anarquista de la que fue icono Louise Michel.

Fue deportada a una colonia penal de Nueva Caledonia, donde ayuda a los nativos a sublevarse contra la metrópoli. A su regreso del exilio, el 9 de noviembre de 1880, una multitud la esperaba en la estación de San Lázaro de Paris aclamándola como a una heroína.

En 1903 y 1904, a la edad de setenta y cuatro años, recorrió Francia con su amigo el anarquista Ernest Girault para dar una serie de conferencias. Su salud se fue degradando progresivamente: en 1902, una neumonía casi le quita la vida, y la enfermedad y el agotamiento la obligaron en dos ocasiones a interrumpir su gira, en 1903 y en 1904.

Louise Michel murió de una pulmonía en enero de 1905, en la habitación n° 11 del Hotel Oasis de Marsella, mientras daba una serie de charlas para trabajadores. Miles de personas acudieron a su funeral en París.

funeral10

Córdoba

mamálilasuper 10(2)

De patios blancos

vestidos de geranios,

claveles de volantes rojos,

ramilletes de gitanillas,

rosales de pétalos marfil.

a

De enredaderas verdes

tapizando celosías,

de manos hambrientas,

silencios de azucenas,

promesas de nomeolvides.

a

De olor a azahar,

dulzura de limoneros,

perfume de jazmín,

alegría de hierba buena,

aroma de albahaca.

a

De murmullo de fuente,

canción de agua dulce,

espejo de ojos morunos,

reflejo plateado de luna,

nostalgia de lluvia.

a

Embrujo del barrio árabe,

ofreciendo naranjas con miel,

té helado a la menta.

Invitando a respirar el aliento místico

de la Mezquita, mármol,

                                                       oración,

                                                                           silencio.

                                                                                                 Mª Jesús Mandianes

patio4 (2)

Por el llano, por el viento, jaca negra, luna roja. La muerte me está mirando desde las torres de Córdoba (Federico García Lorca)

Pensando en ti

collage11

Un amanecer despertaré
convertida en el hombre
más bello que puedas soñar.
Cruzaré la senda del tiempo
para seducirte con una mirada
de mis ojos de menta verde.

Cogidos de la mano
pasearemos por la Huerta
entre granados, olivos,
y rosales de volantes rojos.
La tarde perfumada de jazmín 
nos embriagará de deseo.

Arañas de bronce antiguo
tejerán para nosotros
un lecho de hilos de seda
sobre el cauce del agua.

Seremos dos peces
con bocas sedientas de besos
nadando en la fuente
de las pasiones prohibidas.

No habrá escándalo,
ni pistolas vomitando muerte.
Los gitanos del Sacromonte
alumbraran lluvia de claveles.
La media luna, voluptuosa,
nos jaleará desde su atalaya.

Susurraré tu nombre, Federico.
Mientras me acaricias
crearás el romance de
Orlando, cabello de oro,
delirio imposible
de una noche en la Alhambra.
 
                                         Mª Jesús Mandianes
                                       En Granada, agosto 2021






rojojpg

El poema «La leyenda del tiempo» (video al final del post) pertenece al inicio del tercer acto de Así que pasen cinco años, una extraña obra de teatro que Federico García Lorca escribió en 1931 pero que nunca vio estrenada. Escrita en una época de fuertes influencias vanguardistas, la obra gira entorno a un lenguaje surrealista, quizá acentuado durante su estancia en Nueva York.

El poeta está atento al paso del tiempo y a todos los acontecimientos que vienen con él. Las horas, las estaciones, la infancia o la juventud que se van para no regresar nunca son la tragedia del ser humano.

La leyenda del tiempo dio titulo al álbum publicado por el cantaor Camarón de la Isla. publicado el 16 de junio de 1979 y está considerado una de las obras más importantes de la historia del flamenco.