La Magnitud de la Tragèdia

Autor: Quim Monzó

Estilo: Novela

Idioma: Catalán

Editorial: Quaderns Crema

Mirados de cerca los ojos de Mª Eugenia eran un mar de luces, un océano de noche, un naufragio, con barcas llenas de gente con salvavidas color calabaza, y todo lleno de venas rojas a punto de estallar.

Análisis:                                                                                                                              Una novela donde el escritor, observador crítico de la conducta humana, parece aplicar una lente de aumento a cada episodio de la vida de personas corrientes, para desarrollarla a cámara lenta, transformándolas en “personajes singulares”. Consigue así una reproducción casi fotográfica de la realidad, deformada por su estilo sarcástico y una sobredosis de ironía, con la que pretende dejar en evidencia la trivialidad de las relaciones entre adultos y la inconsistencia de las pasiones adolescentes. Aunque la maestría descriptiva del autor se impone claramente a ese  argumento que parece invitar a los lectores a profundizar en todas las tragedias solo insinuadas. En los abandonos, soledades y silencios, que acaban convirtiendo a los protagonistas en autistas emocionales.

Sorprenden los rimbombantes nombres compuestos, recurso humorístico al estilo de los culebrones sudamericanos, para etiquetar a unos seres vacíos, cuyo mundo se derrumba dominados por el odio irreflexivo (Ana Francesca) o por la imposibilidad de enfrentarse a la muerte (Ramón María). Los dos viviendo bajo el mismo techo, alimentando una aversión mutua. Conjurando el miedo y la soledad en compañía de amantes, que como ellos son víctimas de la incomunicación y el aislamiento que domina la sociedad urbana.

Descubro en el relato a un Monzó especialista en “crear ambientes”, que consigue trasladar al lector la sensación de aburrimiento e incomodidad que siente el protagonista tras la fallida noche de pasión, describiendo minuciosamente los anuncios que dan en televisión. O relata el coito entre alumna y profesor como una detallada lección de anatomía y fisióloga, componiendo una eficaz imagen literaria, que quiere mostrar la ausencia de amor entre la pareja.

No son menos sorprendentes los sucesos insólitos  que Monzó describe para dejarlos a la libre interpretación de los lectores: De pronto un avión se estrella contra un edificio, un muro se derrumba, o la coincidencia de unas fechas hace pensar en  la posibilidad lógica de una paternidad desconocida, todo ello sin que la percepción y la conciencia de los protagonistas sufra la más mínima alteración.

Entre líneas intuyo que el autor (narrador omnisciente) se ensaña con Ana Francesca (adolescente de 17 años), convirtiéndola en protagonista de escenas delirantes, donde aparece como un personaje imprevisible sexualmente, inestable emocionalmente, incapaz de hacer una reflexión inteligente de las circunstancias que la rodean, y para que no le falte ni un detalle con tendencias psicopáticas. En cambio, parece mucho más compasivo con Ramón María, pobre hombre, víctima de la fatalidad que le ocasiona la ruina económica, la muerte de su mujer, el odio de la hijastra y una extraña enfermedad mortal que acrecenta la magnitud de su tragedia,  alcanzando a todos los protagonistas.


Resumen:                                                                                                                                 Ramón María es un viudo cuarentón, poco atractivo, más bien grueso y de pelo escaso, que después de un lento cortejo consigue ligar con la vedette del teatro donde trabaja como trompetista. La invita a cenar y bebe más de la cuenta por lo que teme la posibilidad de un gatillazo, que es exactamente lo que ocurre. Sin embargo, a la mañana siguiente se levanta con una erección que mantiene a lo largo de los días. El protagonista se enfrentará a la paradoja de comprobar como su inagotable apetito sexual es consecuencia de una enfermedad mortal.

Mientras tanto su hijastra Ana Francesca, estudiante de BUP, pasa el tiempo fantaseando sobre cuál de sus ligues es el hombre ideal al que entregarse y amar para siempre. Monotema del que solo se olvida para idear el plan perfecto con el que liquidar a su odioso padrastro. Lo peor de los sueños es que a veces se hacen realidad, encuentra su media naranja en Luis Albert profesor de el centro pedagógico donde estudia, curiosamente había sido amante de su difunta madre hace 17 años, la edad de ella. Consigue además que Ramón María sufra un oportuno accidente del que no se siente en absoluto culpable… del todo inconsciente de la magnitud de su tragedia.

 

 

 

 

 

La Apología de Sócrates

platon-y-aristoteles4Autor: Platón

Lugar: Atenas

Tiempo:  400 (A.C.)

Situación: Juicio  Sócrates

                                                Dos frases escuchadas de improviso, hacen que decida leer “La Defensa de Sócrates”, sorprendida en cada párrafo por la actualidad de un mensaje, que se puede aplicar en toda su extensión a las circunstancias presentes en nuestra sociedad. Destacando por un lado la profunda crítica que realiza sobre el materialismo de una época donde los hombres solo pensaban en acumular riqueza y cultivar la belleza del cuerpo (470-399 A.C.). Por el otro su valentía, a pesar de las circunstancias, no tiene inconveniente en censurar la demagogia de los políticos y la corrupción del sistema en Atenas: No, el juez no es juez para convertir la justicia en favor, sino para decidir sobre lo justo o lo injusto. No para favorecer a tal o cual, sino para juzgar con arreglo a la ley.

Es Platón quien rescata del olvido la obra de Sócrates a través de “La apología”, donde el filosofo acusado de impiedad y de corromper a los jóvenes se presenta ante el tribunal con la intención de responder a todas las acusaciones que se han vertido contra él, para ello utiliza “el método” que había creado. Desplegando en su defensa todos los postulados filosóficos que difundió entre quienes libremente lo querían escuchar.

Y es que parafraseando al “maestro”, podíamos decir que de él “solo sabemos que no sabemos nada”, ya que igual que otros “grandes pensadores” de la antigüedad, no dejó obra escrita. Todo lo que conocemos del gran filósofo nos lo han transmitido sus discípulos. El más destacado de ellos, Platón, dejó constancia manuscrita “del método socrático” o “el arte del dialogo”, haciendo las preguntas adecuadas para que sus interlocutores descubrieran la verdad a través de ellos mismos, partiendo del previo reconocimiento de su ignorancia, entendida no como un obstáculo sino como la posibilidad de llegar a saber (Maieutica). En este proceso Sócrates utilizaba dos recursos: La ironía y la contradicción.

Su doctrina se basa en la moral y en la ética ( no en el reconocimiento público) y la llevó hasta sus últimas consecuencias. A pesar de que pudo eludir su escandalosa condena a muerte, prefirió acatarla aunque fuera injusta, puesto que como ciudadano ateniense se sentía obligado a cumplir la ley de la ciudad. Poniendo así en práctica su revolución ética, centrada en el hecho de actuar de acuerdo a la propia consciencia, no siguiendo los criterios de la mayoría.

socrates10

Observación:                                                                                                                      Probablemente tras las acusaciones de impiedad y corrupción de los jóvenes vertidas contra Sócrates, se escondían causas más profundas e incomodas para la buena sociedad ateniense. El pensador ponía el dedo en la llaga cuando denunciaba su afán de acumular riquezas a cualquier precio y los sometía a una humillación continua al tacharlos de ignorantes. El juicio llevado acabo contra Sócrates se les fue de la mano no solo a los jueces, que probablemente buscaban solo una rectificación y el compromiso del filósofo de callar, también al propio acusado que no dejó de manifestar una cierta prepotencia ante el tribunal, llegando a decir que su conducta merecía un premio no un castigo.

Se me ocurre que si yo fuera “ciudadano ateniense” (las mujeres no podían votar, ni formar parte de un tribunal) y formase parte del jurado, sometería a Sócrates a un sistema de preguntas similar al que él utilizaba. Podría ser algo así:

    • Responde Sócrates ¿No es verdad que la vida es el don más preciado del hombre?

    • Efectivamente a si es.

    • ¿No es verdad que el hombre debe hacer todo lo posible por preservar su vida, no por egoísmo, sino para no dejar desamparados a sus hijos?

    • Tienes razón, respondería el filósofo.

    • ¿No deberías entonces disculparte y comprometerte a moderar tus críticas para así conservar la vida?

…. ¡A saber lo que respondería el filósofo, igual daba su brazo a torcer conmovido por el hecho de que alguien intentara adoptar la técnica utilizada por él!

Análisis personal: Más que un análisis, esta es una reflexión que surge de la lectura de la :obra y de la puesta en común realizada en un seminario de filosofía, sobre los puntos que más han llamado la atención al grupo del que formo parte. Sigue leyendo

Abril

Crecen amapolas suicidas

entre las vías del tren.

Trepan las hiedras, temerarias,

intentando abrazar la catenaria.

a

Macetas de geranios deprimidos

cuelgan de las colmenas obreras,

mimetizadas entre el hormigón

de los polígonos industriales.

a

Atravesados por los caminos de hierro,

por el balanceo de la locomotora

acunando los sueños de los viajeros,

ciegas sus miradas a la primavera.

a

Fijas las pupilas en los diálogos mudos

de un móvil, reduciendo sus sentimientos

a la impresión táctil de los emoticones,

placebos inútiles para corazones autistas.

a

Y al fondo el Montseny, pincelada verde,

olor a ginesta, salvia y flores de saúco.

Abril radiante, anunciando la fiesta de la vida,

triunfando de nuevo sobre la inteligencia artificial .

                                                                                        Mª Jesús Mandianes

Un hombre de palabra

Autora: Imma Monsó

Estilo: Novela

Idioma: Catalán

Editorial: La Magrana

Hay muertos que te hacen huir corriendo hacia delante, otros te aplastan el dedo gordo del pie para que no puedas avanzar sin ellos. Hay muertos en cambio que nos dejan un duelo ligero y suave como una pluma. Una carga tan fácil de llevar que no quieres desprenderte nunca” (Imma Monsó)

Resumen:                                                                                                                                       Un hombre de palabra” está a medio camino entre la novela y el relato autobiográfico, ya que parte de la experiencia personal de la autora, presente en el texto bajo el disfraz de Lot, una mujer que se enfrenta a la muerte de su compañero, el carismático profesor de filosofía Roger Moreno (El Cometa).

A través de sus páginas describe como afronta “el duelo”, apoyándose en un conjunto de circunstancias personales que hacen menos gravoso el trance, al que hay que sumar el desahogo que le permite “la palabra escrita” transformada en una reflexión serena sobre el trauma que supone siempre una muerte inesperada. Entre líneas se adivina como “La memoria del olvido”  logra atenuar el dolor.

Describe el golpe inicial, cuando el dolor por la perdida se hace insoportable, lo plasma creando una tupida red de palabras que de alguna manera resucite al Cometa. Frases que se transforman en una terapia con la que consigue atenuar el desconsuelo. Párrafos ideados para que su hija Piulix conserve un recuerdo ideal de su padre, el hombre con el que las dos han compartido los momentos más felices de su vida.

Presenta al Cometa como un sujeto idealizado, cuyos defectos se transforman a los ojos de la protagonista en cualidades que le dan un cierto aire de personaje novelesco. Su vida en común era maravillosa y la llegada de su hija completo el circulo perfecto. Es sin duda el hombre ideal de Lot, el que había elegido para pasar toda su vida. Aunque a los ojos de esta lectora pueda parecer un teórico entregado a sus reflexiones intimas, que muestra un cierto desapego por la protagonista.

Ella se presenta como una mujer con tendencia “al aburrimiento” que se cansaba rápidamente de los hombres que tenía a su lado, le aburrían los proyectos que empezaba y caía fácilmente en la apatía, pero es un personaje cercano, creíble, con el cual resulta fácil sentirse identificada.

Tres años después de su muerte volvió a ser ella, a sentirse alegre, aunque reconoce que no sabe como sería el duelo en otras circunstancias. Sin duda le ayudó a superarlo el poder de las palabras, los amigos, la hija, el afecto del que estuvo rodeada… en los momentos iniciales  los tranquilizantes. Un duelo sin sentimiento de culpa y porque no decirlo en un entorno socio cultural y económico alto.

Análisis:                                                                                                                                           La obra está estructurada mediante capítulos alternos (A y B) escritos en primera y en tercera persona. Las frases cortas, bien estructuradas y fáciles de entender. Cuando se refiere al Cometa aparece como sujeto omnisciente. Describe perfectamente las circunstancias psicológicas de los protagonistas, dejando patente la dependencia emocional que tienen tanto Lot como Piulix de un hombre que tiembla al pensar que será de ellas cuando desaparezca.

Imma muestra una vez más el dominio del lenguaje literario, de los recursos retóricos y de los diferentes registros. Consigue crear la atmósfera adecuada incorporando al texto el recuerdo de los gustos musicales de su compañero (Lover supreme), de sus preferencias culinarias y de sus lecturas favoritas. En definitiva logra infundirnos la curiosidad por conocer al ser humano que se esconde tras el Cometa, al cual como homenaje póstumo le publicó su libro inconcluso bajo el titulo “La farmacia del Olvido”.

A titulo personal añado que a pesar de la sintaxis perfecta, del desarrollo impecable de las diferentes fases del proceso de duelo y de la complicidad con el personaje de Lot, el libro en conjunto no ha conseguido “emocionar” a las integrantes del club de lectura del que formo parte. Tal vez por las constantes referencias a autores, filósofos, músicos que las lectoras desconocemos. Tal vez por la cantidad de páginas que dedica a la descripción de vacaciones de ensueño, o vivencias tan exclusivas que podrían interpretarse como  un “exhibicionismo snob”

Probablemente un gran número de mujeres se enfrentan a la “viudedad” en unas circunstancias mucho más duras, sin el apoyo de nadie, y con una situación económica tan precaria que les impide, no solo poner tierra de por medio realizando viajes fantásticos, sino la posibilidad de llenar su vida de experiencias tan enriquecedoras como las de Lot.

Mujeres por la Paz

Son una multiplicación de voces

aliadas en busca de la reconciliación,

armonizando el trabajo de reconstruir,

ideando mil proyectos de futuro.

a

Aliento vital de un planeta convulso,

exploradoras de horizontes nuevos

abriendo caminos contra la desigualdad,

avanzando sin tregua en busca de su Itaca.

a

Mujeres reinventando el mundo,

derribando muros, destruyendo tabúes,

combatiendo la ignorancia, venciendo el miedo,

alcanzando el sueño de vivir en paz.

                                                                     Mª Jesús Mandianes

Imagina

paz0-copia

Imagina que no hay Cielo,
es fácil si lo intentas.
Sin infierno bajo nosotros,
encima de nosotros, solo el cielo.

Imagina a todo el mundo.
viviendo el día a día…
Imagina que no hay países,
no es difícil hacerlo.

Nada por lo que matar o morir,
ni tampoco religión.
Imagina a todo el mundo,
viviendo la vida en paz…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

Imagina que no hay posesiones,
me pregunto si puedes.
Sin necesidad de gula o hambruna,
una hermandad de hombres.
Imagínate a todo el mundo,
compartiendo el mundo…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

                                                                                                   John Lennon

Si, es fácil cerrar los ojos e imaginar un mundo sin banderas ni fronteras. Pero cuando regreso a la realidad, tiemblo al observar como nuestro viejo planeta ha perdido la memoria. Parece haber olvidado los conflictos bélicos que no hace tanto lo convirtieron en un inmenso campo de batalla.

Regresan los nacionalismos a los seis continentes, manteniendo en todos los idiomas la misma raíz, las mismas frases grandilocuentes, los mismos discursos. Gritan que su tierra y riquezas son solo de ellos, exigen que se construyan muros bien altos para no dejar entrar a los diferentes, a los inferiores. Entonan himnos gloriosos, acompañados de banderas que ondean orgullosos convencidos de que son los mejores, la raza superior.

Desconcertada me coloco los cascos, vuelvo a cerrar los ojos y escucho de nuevo la canción de John Lennon. Sueño que hemos superado las ideologías que obligan a matar o morir, por fin hemos desterrado del diccionario la palabra “líder”. Sé que soy una idealista… aunque espero no ser la única.

Mª Jesús Mandianes

                 

8 de marzo: Mujeres Trabajando por la Paz

mujerespaz1

El siglo XX se recordará por grandes avances tecnológicos y científicos, que sin embargo no lograron evitar las terribles guerras que asolaron el mundo. También porque fue la época, en la cual, miles de mujeres anónimas trabajaron al lado de otras con relevancia internacional, para lograr la paz en positivo, sin resignarse a aceptar la “sola ausencia de violencia”.

Avanzaron hacia el siglo XXI unidas por la convicción de su poder para detener los conflictos armados abiertos en todos los continentes de nuestro planeta. Tendiendo puentes para iniciar el dialogo que lograra superar la confrontación. Silenciando la ira enloquecida de las armas para escuchar la voz reflexiva de la razón, que sabe ceder, acercando posturas en busca del ideal de una convivencia pacífica.

Es verdad que a lo largo de la historia, en tiempos de guerra las mujeres han sido contempladas como victimas propicias de la violencia, ejercida sobre ellas en forma de violación. Pero desde finales del siglo XIX, no sólo han denunciado los efectos de los conflictos, sino que han realizado numerosas propuestas constructivas para lograr una paz duradera como el único camino para conseguir el progreso de la sociedad.

Malala Yousafzai, Nobel de la Paz 2014

Malala, Nobel de la Paz   2014

Afiliadas en organizaciones pacifistas trabajan no solo buscando el fin de los conflictos armados sino tratando de encontrar salidas negociadas a la violencia y reivindicando otras muchas causas. Luchando por la abolición de las armas nucleares y la defensa del medio ambiente. Denunciando la violencia sexual como arma de guerra, las desigualdades económicas, la trata de seres humanos, la discriminación por razón de sexo, el derecho a la educación de las niñas y cualquier otra injusticia social.

Les Blogueres, este año nos hemos acercado a la historia y la lucha de las mujeres galardonadas con el Premio Nobel de la Paz. Desde la primera, Bertha von Suttner gritando ¡Abajo las Armas! y denunciando la sangría de la juventud austriaca en los continuos conflictos imperialistas de su país. Convenciendo a Nobel para que crease un premio dedicado a todos los que luchan en contra de la violencia. Siendo ella la primera mujer distinguida por su trabajo como “luchadora por la paz”. Hasta la última Malala Yousafzai tiroteada por defender el derecho de las niñas a la educación en Pakistán, recibiendo el galardón en el 2014.

La imagen de otras muchas se ha convertido en un icono no solo de la lucha contra la guerra, también defendiendo los derechos de la mujer, de las comunidades indígenas, o en la conservación del medio ambiente: Kathë Kollwitz, la escultora comprometida con el pacifismo, cuya obra se convirtió en una denuncia de las consecuencias de los conflictos armados. Rosa Luxemburg, que perdió la vida defendiendo sus ideales. Amira Hass, periodista israelí atacada y arrestada por denunciar las injusticias y los abusos que se han cometido sobre los y las palestinas, dentro y fuera de los campos de refugiados. Berta Cáceres, líder indígena asesinada en 2016, fue una feminista que combatió por los derechos de todas las mujeres hondureñas y una importante activista media ambiental… son solo algunos nombres de una lista de mujeres luchadoras que no deja de crecer.

Otras decidieron unirse como colectivos que aúnan esfuerzos para denunciar la ocupación Palestina, como las Mujeres de Negro. El Green Belt Movement, trabajando por un cambio democrático de Kenia a través de la protección del medio ambiente. Mujeres periodistas sin cadenas, luchando por la libertad de expresión y en contra de la discriminación a la que son sometidas por razón de género. Women of Liberia Mass Action for Peace unidas rezaron sin distinción de religión para que terminar con los conflictos que asolaban su nación.

En torno a todas ellas un sinfín de mujeres anónimas trabajan en todos los campos, desde el ámbito jurídico, pasando por la educación, sanidad, investigación, alimentación, agricultura, hogar. Dedicando sus mejores esfuerzos a la utopía de construir un mundo más justo.

Mª Jesús Mandianes